Los dientes no son los culpables

Para el imaginario popular, los pobres dientes son los responsables de todas (o casi todas) las molestias que puede tener un bebé.

"Está muy molesto por los dientes" "Hace 2 días que está con fiebre porque está cortando dientes" "Se la pasa babeando porque le está por salir un diente" "Se despierta mucho a la noche por los dientes"

Para los pediatras, estas frases son cosas de todos los días. Los dientes son responsables de un sinfín de molestias, sobre todo nocturnas, ya sea cuando están saliendo, cuando ya cortaron o cuando se están preparando para aparecer.

Porque si mirás la encía de un bebé siempre parece (a los ojos de madres, padres, abuelos, tutores y encargados) que los dientes están ahí, al acecho. Y es por eso que el bebé se la pasa mordiendo (con los dientes que ya tiene o simplemente con sus encías), por eso babea, por eso se mete las manos en la boca todo el tiempo y por eso cosa que agarra, cosa que se lleva a la boca.

¿Tiene fiebre? Son los dientes

¿Está fastidioso y llorón? Son los dientes

¿No duerme de noche? Son los dientes

¿No duerme de día? Son los dientes

¿No duerme nunca? Son los dientes

Quiero reivindicar a los pobres dientes, y no sólo porque tengo un hermano odontólogo (que es verdad, pero no viene al caso ??)

En la gran mayoría de los casos, los dientes aparecen y listo.

Sin fiebre, sin molestias, sin interrupciones del sueño. Alguien está con el bebé y dice "Mirá, ¡le salió un diente!"

Pero ahí empiezan las interpretaciones: "Ahh, era por eso que el otro día estaba fastidioso" , "Te dije que lo notaba calentito, seguro que estuvo con fiebre y no nos dimos cuenta"

En realidad, en contadas situaciones los dientes demoran en terminar de cortar las encías y, sólo en esos casos, se ve que están hinchadas, violáceas. Eso duele hasta que el diente finalmente termina de erupcionar. Pero ese proceso, cuando ocurre, no dura más de 24 hs. Solamente en esas circunstancias el bebé puede tener síntomas asociados a que le están saliendo los dientes. Puede estar fastidioso y puede llegar a levantar algún pico de fiebre: uno solo. En estos casos, es recomendable darle al bebé algún analgésico, como paracetamol o ibuprofeno (dependiendo de la edad).

En lo personal, no me gustan nada los geles que se venden para poner en las encías de un bebé que supuestamente está cortando dientes. La mayoría de estos productos contienen lidocaína, que es un anestésico no exento de riesgos. Teniendo en cuenta que son de venta libre y que cada vez que el bebé está molesto una de las primeras interpretaciones es que "le están saliendo los dientes", no es raro el abuso de estas medicaciones.

La gran mayoría de las fiebres no son por culpa de los dientes.

Si un bebé casi siempre está fastidioso y molesto, no es por culpa de los dientes.

Casi todos los despertares nocturnos no son por culpa de los dientes.

Si un bebé no duerme de día, no duerme de noche, ¡no duerme nunca! es un trastorno del sueño, no es por culpa de los dientes.

dientes
dentición
Bebés
Llanto

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...