Bienvenido a Verum News

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.
Emprender en VERUM y obtener el 100% de las ganancias.

Comenzar

¡¡SOCORRO TIENE FIEBRE!!

Universitarios con máster incluido, primario incompleto, ricos, clase media, pobres, hombres, mujeres. Todos tienen algo en común: pánico cuando su hij@ tiene fiebre. ¿Por qué? ¿Qué puede hacer la fiebre? ¿Es tan mala o tan peligrosa?

La fiebre es la elevación de la temperatura corporal. Esa es la definición del diccionario.

Entonces, antes que nada, es preciso saber cuáles son esos "valores normales". Porque, aunque parezca mentira, hay mucha confusión sobre esto.

La temperatura corporal normal oscila entre los 36 °C y los 37,2°C, y suele variar a lo largo del día. Menos de 36°C se considera hipotermia, más de 37,2°C y hasta los 37,5°C es febrícula y valores superiores a los 37,5°C es fiebre. Así que una temperatura corporal de 37°C es normal.

¡¡37C es NORMAL, no es fiebre!!

Consulta clásica: "estuvo todo el día con fiebre de 37°C" :)

EN LOS NIÑOS SANOS, LA GRAN MAYORIA DE LOS CUADROS FEBRILES SE ORIGINAN EN INFECCIONES VIRALES, sobre todo virus respiratorios.

También virus gastrointestinales, virus que dan erupciones en la piel, anginas virales, etc. Las infecciones bacterianas también suelen manifestarse con fiebre, como anginas por estreptococo, otitis media, neumonía y otras.

Los virus respiratorios, responsables de la mayoría de los cuadros febriles en los niños, suelen presentarse más o menos así:

- fiebre (a veces alta 39-39,5 °C) durante 2 a 3 días

-mocos que suelen aparecer al segundo o tercer día

-generalmente tos

La duración total del cuadro es de 7 a 10 días.

Los chicos con fiebre por virus respiratorios suelen estar muy molestos-irritables-decaídos en el momento de la fiebre, pero cuando le hace efecto el antitérmico, "reviven": juegan, están de buen ánimo.

En cambio, en las infecciones graves, aún bajando la fiebre el niño está muy decaído, no se ríe, no quiere jugar, rechaza tomar la teta o la mamadera si es un bebé. En estos casos, por más que le haga efecto el antitérmico, siguen estando mal. Por eso, cuando a los pediatras nos llaman por teléfono y nos dicen "Fulanito está con mucha fiebre", nosotros solemos preguntar: "Cuando le baja la fiebre, ¿está de buen ánimo?". En la mayoría de las veces nos responden: "Ah, sí, cuando le empieza a bajar, anda por toda la casa haciendo lío otra vez". Con eso, ya sabemos que no es para preocuparse y podemos esperar la evolución, al menos unas 24-48 hs.

Por lo tanto, cuando un niño tiene fiebre, lo más importante es saber de qué infección se trata: no es lo mismo un virus respiratorio que una neumonía, por ejemplo. Una vez que sabemos cuál es la causa de la fiebre, sabremos si es para preocuparse y estar muy atentos, o simplemente esperar que evolucione y ya.

Si la gran mayoría de los cuadros febriles en los niños se originan en infecciones virales, sobre todo virus respiratorios, y estos virus suelen evolucionar casi siempre favorablemente, ya estamos en condiciones de afirmar que la gran mayoría de las fiebres que va a tener un niño sano no son para preocuparse.

FOBIA A LA FIEBRE

Muchos padres/madres, por no decir la mayoría, le tienen mucho miedo a la fiebre y sus probables consecuencias, y creen que si a su hijo no logran bajarle la fiebre, puede tener convulsiones o daño cerebral. Este fenómeno se conoce como FOBIA A LA FIEBRE y ocurre en todo el mundo, no es patrimonio nuestro ;)

Los padres/madres que tienen fobia a la fiebre son capaces de hacer cualquier cosa para combatirla: bañar al niño a las 3 de la mañana, ponerle hielo, darle un cóctel de antitérmicos, salir corriendo a la guardia a la madrugada, etc.

Muchas de estas medidas tendientes a bajar la fiebre, pueden ser peores que la fiebre misma. Nunca mejor aplicado el dicho "peor el remedio que la enfermedad".

Hay que tener en cuenta que LA FIEBRE PER SE NO ES DAÑINA, ni para el cerebro ni para ningún otro órgano. En un cuadro febril, el termostato "se corre" hacia arriba: si normalmente funciona entre 36 y 37 C, durante una enfermedad febril puede oscilar entre los 37,5 C y los 39 C, por ejemplo. Pero no sigue subiendo indefinidamente a menos que "hagamos algo". Si a un niño con 39 C no le damos ningún antitérmico, ni le ponemos paños fríos ni lo bañamos (o sea, no hacemos NADA), no le va a seguir subiendo la fiebre descontroladamente hasta la ebullición cerebral ;)

Si somos naturistas convencidos y no le damos nada (ningún antitérmico) y no le hacemos nada (ningún baño, ni paños fríos, ni hielo), es probable que, si le tomamos la temperatura varias veces, veamos que va a mantenerse dentro de un rango que puede variar entre los 38 y los 39,5 C durante unas cuantas horas o días.

PERO, ENTONCES...¿POR QUÉ LOS PEDIATRAS INDICAN DAR ANTITÉRMICOS EN NIÑOS CON FIEBRE?

La recomendación de darle un antitérmico es para que el niño SE SIENTA BIEN. Nada más que para eso.

No porque la fiebre le puede hacer daño y hay que bajarla como sea. Solamente se le da el antitérmico para que no se sienta fastidioso, molesto, irritable, con dolor de cuerpo, con cefalea.

Por eso, no tiene ningún sentido despertar a un niño con fiebre que está durmiendo tranquilo para darle el antitérmico o para bañarlo, por más que esté "hirviendo". Quizás ése es el momento en que puede descansar.

Tampoco tiene justificativo hacer que tome el antitérmico "como sea". Hay pequeñines rebeldes, almas revolucionarias en potencia ;) que se las ingenian para cerrar la boca-escupir-vomitar cualquier remedio que sus bienintencionados padres quieren darle. Intentamos una vez y nada, dos veces y nada... no hagamos nada y ya.

PASANDO EN LIMPIO:

CASO TIPICO: Niñ@ con fiebre, de relativamente buen ánimo, que cuando le empieza a hacer efecto el antitérmico (aunque no le baje del todo) empieza a jugar y a andar por la casa

RECOMENDACION: Dar el antitérmico cada 6 hs (si vuelve a levantar fiebre, no fijo) y nada más. No hay manera de que lo tome/ lo vomita: a lo sumo darle un baño.

EN ESTOS CASOS HAY QUE CONSULTAR INMEDIATAMENTE:

Fulanito empieza con fiebre, le tomamos la temperatura y tiene 39 C. Está fastidioso, decaído. Le damos el antitérmico y, cuando le hace efecto, se anima, juega y se ríe. Bueno, con eso ya sabemos que casi seguro se trata de un virus común y corriente. Podemos esperar uno o dos días, y si sigue con fiebre lo llevamos a que lo revise su pediatra.

Pero hay ciertas situaciones o circunstancias en que sí es necesario consultar lo más pronto posible:

-Bebés menores de 3 meses con 37,5 C o más

-Bebés de más de 3 meses y hasta los 2 años con fiebre mayor a 39 C

-Niños de cualquier edad que cuando les baja la fiebre siguen estando muy decaídos o muy irritables

-Si tiene puntitos o manchas de color rojo intenso en la piel que no desaparecen transitoriamente si hacemos presión con un dedo sobre ellas. Se llaman petequias.

-Más de 4 días de fiebre

PERO... ¿Y EN ESTOS CASOS?:

¿Y si le sube a más de 39°C?

Mientras se sepa la causa de la fiebre y ésta se trate (o se presuma) de uno de los virus más frecuentes, o bien sea una bacteria perfectamente "manejable" (como las otitis, las anginas), no es para preocuparse. En estos casos, que suba la fiebre a 39, en vez de a 38, no significa nada.

¿Y si no le baja?

Bueno, esta es LA pregunta. Y ésta es LA respuesta: Si no le baja, no pasa nada. Nuevamente, mientras se sepa el origen de la fiebre y se trate de uno de los cuadros virales que habitualmente sufren los niños sanos, no tiene demasiada importancia si la fiebre le baja enseguida, si tarda en bajar, o incluso si no le llega a bajar del todo.

¿Y si antes de las 6 hs de haberle dado el antitérmico, le vuelve a subir la fiebre?

Es una situación frecuente sobre todo el primer día de fiebre. Lo ideal es manejarse con un sólo antitérmico y administrarlo cada 6 hs si es que al cabo de ese intervalo de tiempo tiene fiebre otra vez (¡no hay que darlo fijo!). Si antes de pasadas esas 6 hs, le vuelve a subir la fiebre y el niño está de buen ánimo, juega y sonríe, es recomendable esperar y volver a darle la dosis siguiente cuando pasaron 6 hs como mínimo de la dosis anterior. Ahora bien, si por el contrario, le vuelve a subir la fiebre antes de las 6 hs y el nene está fastidioso, molesto o muy decaído, ahí se puede recurrir a otro antitérmico.

¿Y si le sube mientras duerme? ¿Y si levanta fiebre y no me doy cuenta? Bueno, si está durmiendo tranquilo y le tocamos la frente y "está hirviendo", no tiene ningún sentido despertarlo para darle el antitérmico y mucho menos para bañarlo.

Si no le baja la fiebre ¿puede tener convulsiones?

Los niños que sufren convulsiones febriles, las hacen con 38 C tanto como con 39 C. Es decir, no depende de cuánto le suba la fiebre. Pero si no se trata de un niño con convulsiones febriles, no hay riesgo de que las tenga si le sube mucho la temperatura.

fiebre
fobia a la fiebre
convulsiones febriles
pediatría
niños

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...